Home

Dr. Raúl Flint - Médico Naturista

Medicina Naturista y Tratamientos Alternativos

Recetario - Recetas Naturistas

CONSULTAS:
Tel: 4826-2420
Larrea 1044 9º "A" - Cap. Fed.
info@drflint.com.ar
--- NOVEDAD ---
ACIDOSIS Y ENFEREMEDAD
 
RECETARIO

Todas las semanas incluiré una receta nueva siguiendo las pautas de la Tabla de Combinación de Alimentos que podrán complementar con las pautas alimentarias que detallo a continuación.

He aquí el nuevo recetario de comidas bien combinadas que complementan las recetas aparecidas en mi libro “Comer para ver Mejor” (Ed. RBA Libros, Barcelona). Estas recetas tienen la pretensión de ser una verdadera pócima cuyo consumo en el tiempo permite curar, o al menos mejorar, un sin número de enfermedades. En realidad estas recetas no las curan sino que evitan que se siga deteriorando el cuerpo cotidianamente con la mala alimentación.
Es entonces cuando las INMENSAS fuerzas auto curativas del organismo pueden entrar en acción para recuperar la salud, el bienestar, el buen humor y la buena relación con las personas.
Esta pretensión se ve empañada por el hecho de que por lo menos en las ciudades, se hace cada vez más difícil conseguir alimentos naturales. Por ejemplo el pollo que se vende como orgánico, puede ser que no sea inyectado o no le den hormonas, pero de todas maneras les dan una mezcla de alimentos “balanceados” que son incompatibles entre si. Es decir mezclan maíz con avena o sorgo o legumbres o semillas de distinto tipo.
El resultado es que se produce una carne totalmente corrupta, que también enferma a quienes la consumen. Con la carne en nuestro país nos veníamos salvando comiendo vacas alimentadas a pasto que andaban libremente por el campo. Ahora muy lamentablemente las alimentan en corrales con una mezcla de sorgo y maíz y otras cosas que son incompatibles entre si. A esto se agrega que los animales son amontonados en corrales (donde además se acumulan excrementos que pueden llegar a infectar las napas de agua, etc.) donde viven en un estado continuo de estrés. Imaginen que hay religiones como el judaísmo que consume carne de animales que no sufren ningún estrés antes de ser sacrificados, pues esto altera la carne. Cuanto se alterará entonces la carne cuando toda la vida del animal es puro estrés. Y para colmo las autoridades ni siquiera exigen que la carne sea identificada como criada a corral o a campo abierto, para que los consumidores sepan lo que comen.
El pez de ríos o de mar cercano a las ciudades está contaminado ya que los efluentes cloacales e industriales se vierten al océano y los ríos. Y lo que quedaría, los peces de alta mar, también se están contaminando. Pues los peces grandes se comen a los chicos y como los contaminantes como cromo, mercurio, etc. se van acumulando pues no se eliminan, a ellos también llega la contaminación. Es decir un panorama bastante sombrío.
En lo que se refiere a gustos dice el refrán que “no hay nada escrito”, pero afirmo sin ninguna duda que se puede comer muy rico y bien combinado. Pero hay que cambiar los hábitos alimentarios y por supuesto hay una gran resistencia al cambio y además el resto de la sociedad no tiene ninguna intención de ser naturista y lo único que le interesa son los sabores de la comida chatarra. Hay que luchar con eso también.
Una última cuestión antes de comenzar con las recetas. Una dieta no es una religión y todos incluido yo mismo, alguna vez transgredimos los límites de una buena alimentación. Habrá ocasiones sociales, o no, en que mezclaremos incorrectamente los alimentos para hacernos un festín de sabores distintos, pero en la generalidad de los días es menester comer bien para conservar la salud. Y por supuesto un joven sano, que practique actividad física podrá hacer más desarreglos, mientras que una persona longeva, deberá ser más cuidadosa, especialmente si padece alguna dolencia.
Hay un filósofo que dijo que había que transitar por la vida como si uno caminara por un país enemigo. Me gustaría extender este aforismo a los menús: también hay que recorrerlos con sumo cuidado (no fijándose en los sabores solamente) ya que están llenos de terribles enemigos de nuestra salud y bienestar.






Ingredientes para la “esponja”
500 c/c. de agua tibia (si es mineral mejor)
450 gr. de harina integral mediana o entrefina (si es orgánica mejor)
1 cucharada de miel
50 gr. de levadura prensada, bien fresca

Ingredientes para la masa
30 c/c. de aceite de oliva (o maíz, canola, girasol, etc.)
1 cucharada de sal
450 gr. de harina integral gruesa o entrefina

Preparación:

Para preparar la esponja coloque en un bol el agua tibia (si tiene masa madre* agréguela ahora) junto con la miel, la levadura y la harina. Le quedará una masa semilíquida, déjela levar 30 minutos en un ambiente cálido. (Prenda un poco el horno para que se caliente el ambiente).
Cuando la masa haya levado incorpore el aceite, la sal y poco a poco el resto de la harina (puede sobrar o faltar un poco). Amase durante 15 minutos (con sus manos adelgace y doble reiteradamente la masa) y deje levar 10 minutos más. Luego modele los bollitos para hacer pancitos. Pulverizarles un poco de agua y dejarlos levar en lugar cálido por 30 minutos más.


Hornear a fuego medio (depende del horno) unos 30 minutos. (Puede también girarlos a media cocción)
*Se denomina masa madre a un pedazo de masa con el cual se hizo el pan anterior y que Ud. habrá guardado en la heladera (dura varios días). Se agrega de a pedacitos en el agua tibia de la esponja y da mejor sabor y levado. Sabía Ud. que hay familias que constituyen dinastías de panaderos que han guardado un pedazo de la masa anterior ininterrumpidamente durante siglos.





Coloque en una pizzera previamente aceitada una cebolla en rodajas en el horno por 10 minutos y aparte. Mientras corte en rodajas 6 zanahorias, un morrón verde y unas ramas de apio en cuadraditos.

Hierva las zanahorias 15 minutos y luego agregue el morrón y el apio y cocine 10 minutos más. Cuele y vierta la verdura en la pizzera. Condimente con tomillo, orégano, albahaca y sal. Coloque un poco de agua de cocción de las verduras y guarde el resto para otra preparación. Arriba coloque este filete de pescado (o de merluza, o de brótola, etc.), condimente con otro poco de caldo y chimichurri y vuelta al horno 15 minutos más.

Nota: el chimichurri lleva como base ajo y perejil, ají molido y orégano, agua y aceite.




Ponga aceite en una olla y rehogue 1 cebolla junto con el pollo desgrasado hasta que se dore un poco. Agregue algunos hongos remojados y picados (o champiñones). Añada caldo o agua y cocine unos 10 minutos. Adicione las flores de brócoli y cocine unos 15 minutos más.

(Sabía Ud. que el aceite de oliva proviene de un árbol que puede superar el milenio y es el único producto aceptado por los naturistas como factor longevizante; y que el brócoli va primero en la tabla de alimentos que previenen el cáncer).

 


Hierva el arroz integral 30 minutos. Cortar en juliana 2 puerros, 2 zanahorias, 1 hinojo, 2 zapallitos (sin semilla), 1 cebolla y 2 hojas de repollo o algas y rehogar todo.
Agregue el arroz, revuelva y cocine 5 minutos más.

 


Rehogue en una cacerola 1 cebolla picada y un poco después 3 zapallitos y un diente de ajo picados. Luego una zanahoria rallada y 8 cabos de alcaucil pelados en rodajas. Agregue agua y especias y el arroz integral precocinado 20 minutos y enjuagado. Espolvoree con perejil picado y cocine 20 minutos más.

 


En una olla coloque aceite y cuadrados de cuadril de 3 x 3 cm y séllelos (es decir dórelos un poquito sin que se peguen) y apártelos. Raspe un poco la olla y rehogue 1 cebolla, 1 morrón, si le gusta champiñón u otro hongo, zapallito, etc. Agregue un poco de vino tinto y deje evaporar. Luego agregue el agua, sal, pimienta y especias (no se olvide el laurel), los pedazos de carne apartados, y cuadrados de calabaza o zanahoria en rodajas y cualquier otra verdura que le guste. Cocine unos 20 minutos más.



Compre la preparación en el supermercado o mezcle harina de garbanzos y especias, sal y pimienta (importante) y agua (mezcla semilíquida, 200 gr. de harina por 600 cc. de agua). Coloque en una pizzera aceitada y llévela al horno hasta que tome consistencia. (Antes también le puede poner en el líquido espárragos u otra verdura). Luego cambie la fuente a la gratinadora (para que le de el fuego desde arriba) hasta que se dore. También le puede agregar arriba morrones asados u otras verduras. Acompañe con ensalada de hojas verdes.

 


Si consigue orgánicas, no transgénicas mejor. Si no, también puede hacerlas cocinando los porotos de soja, procesando, colando y mezclándolos con harina integral, preferentemente gruesa y especias. Luego simplemente dore un poquito a la parrilla para que se cocine la harina. La leche de soja sobrante la puede utilizar en el desayuno, mezclada o no con alguna tisana. Acompañe con ensaladas frescas.


Colocar en un recipiente ajos picados, aceite y perejil. Cocinar un minuto (evitar que el ajo se queme y poner el perejil al final).

 

 

< volver a página principal

| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 |